Carrito

Actualmente tienes 0 productos en tu carrito.

Da click aquí y conoce nuestros productos

Continuar comprando.

MSRP:

$0.00

Subtotal: ( items)

$0.00

Ahorras:

$0.00

Total:

$0.00

 

Existen muchas versiones de lo que debes hacer para ejercitarte de la manera correcta, potencializar tu entrenamiento y evitar cualquier situación que te impida ejercitarte al cien. La alimentación es uno de los temas más debatidos no sólo en cuanto al qué comer sino también respecto al cuándo hacerlo. Algunas personas abogan por los entrenamientos en ayunas mientras que otras recomiendan lo contrario, y aunado a esto encontramos que la gente se ejercita en su tiempo libre, que puede ser en cualquier horario del día.

Aquí hablaremos del ejercicio y el desayuno, y descubrir si conviene más entrenar antes o después de tomar tu primer alimento del día. 


Escucha a tu cuerpo 

Antes de entrar en tecnicismos, evidencia científica y todo tipo de cifras, es importante recalcar que tu cuerpo siempre será el más importante indicador de lo que debes hacer. Existen personas que pueden experimentar náuseas, mareos e incluso se han desmayado al llevar a cabo sus entrenamientos antes de desayunar; mientras que otras personas encuentran que ejercitar con el estómago lleno los hace sentir pesados y más lentos. Evalúa con cuál de las dos opciones te sientes mejor, y no olvides tomar en cuenta tus metas u objetivos al ejercitarte.  


Desayunar antes de tu ejercicio

Para aquellos que llevan a cabo su entrenamiento por la mañana, Mayo Clinic exhorta a las personas a tomar su desayuno al menos una hora antes del entrenamiento. Llevar las reservas de energía altas a tu rutina te permitirá tener un mejor desempeño debido a que los carbohidratos recién ingeridos resultan en entrenamientos más largos y de mayor intensidad. Esta es una buena recomendación para aquellos que encuentren que ejercitar con el estómago vacío los deja mareados. También cabe señalar que probar un alimento por primera vez antes de ejercitar puede alterar tu estómago durante el ejercicio. 


Desayunar después de tu entrenamiento

Para crear un poco de contraste, el sitio web Men’s Journal llevó a cabo un experimento de desempeño deportivo en relación al desayuno. El resultado fue que, tras un periodo de 10 a 12 horas de ayuno previo a un entrenamiento, los sujetos de estudio experimentaron mejor oxidación de grasa, lo cual permitió un desempeño más o menos igual a que si hubieran desayunado antes, pero con resultados mucho más significativos a medio plazo. Cabe recalcar que tu desayuno después de entrenar debe estar pensado para recuperar todos los componentes (aminoácidos, glucógeno, sales, minerales, etc.)  perdidos durante tu rutina. 


Qué comer en ambos casos 

Ya sea que elijas desayunar antes o después de ejercitarte, el sitio Livestrong hace énfasis en los alimentos que debes considerar en cualquier panorama. Para aquellas personas que prefieren comer después del ejercicio con el fin de quemar grasas se recomiendan alimentos altos en proteínas para preservar el músculo y eliminar la grasa. Por el contrario, quienes busquen ejercitarse después del desayuno deben concentrarse en alimentos ligeros y fáciles de digerir pero que aporten mucha energía, para evitar alentar tu ritmo.

Ahora que sabes que es seguro ejercitarte en ambas situaciones, es cuestión de que decidas qué es lo que buscas de tus entrenamientos y escuches a tu cuerpo para encontrar la opción perfecta para ti.

 

Te puede interesar:

5 hábitos para quemar grasa más rápido

Qué pasa cuando sacas el azúcar de tu dieta

Dieta y ejercicio: la mejor combinación para perder peso

 

 



Fuentes: 

https://www.livestrong.com/article/454009-should-i-go-to-the-gym-before-breakfast-or-after/

https://www.mayoclinic.org/healthy-lifestyle/fitness/in-depth/exercise/art-20045506

https://www.mensjournal.com/food-drink/breakfast-before-or-after-a-workout/




Dejar un comentario

Close