Carrito

Actualmente tienes 0 productos en tu carrito.

Da click aquí y conoce nuestros productos

Continuar comprando.

MSRP:

$0.00

Subtotal: ( items)

$0.00

Ahorras:

$0.00

Total:

$0.00

 

Se supone que tus WODs deben emocionarte. Al despertar lo primero que piensas es cuál será tu desempeño del día, cuáles serán tus resultados y si tendrás un reto diferente. Como lo más importante es que comiences tu entrenamiento motivado y con ganas de romper la rutina, te compartimos algunas útiles formas de hacer tus WODs más interesantes y de paso más difíciles. 


Haz tus WODs en compañía

El primero de nuestros consejos es el que te será más disfrutable. Según Thewodlife, un compañero de entrenamiento es la motivación perfecta porque representa una amistosa competencia, alguien con el empuje necesario para que desempeñes más rápido, mejor y con más intensidad. Otro excelente motivo para hacer tu WOD en compañía es que esa persona no tendrá problema en decirte que no diste el 100%, desafiándote a darlo todo al día siguiente.


Movimientos continuos

Los movimientos continuos son la forma perfecta de añadir dificultad a tus WODs. Elige por lo menos uno de los movimientos de tu rutina y trata de hacerlo de principio a fin sin tener que romperlo o seccionarlo en sets. Además de regalarte intervalos de reposo más largos entre sets, los movimientos continuos de tan la oportunidad de ponerle máxima intensidad a tus movimientos porque sólo tienes “una oportunidad”. 


Lleva un doble registro

Si eres una persona particularmente competitiva y desafiante, este punto te será de lo más útil para darle “sabor” a tus WODs. Además de llevar un registro de tu primer ronda o set, considera también registrar la rutina completa en tiempo. ¿Quieres llevar más de 2 registros? ¡Claro! El chiste es que te retes a ti mismo a romper cada vez más récords y mejorar tus tiempos. 


Añade sets de reposo 

Seguramente este tip te sonará un poco contraproducente. ¿Cómo añadir más reposo puede aumentar la intensidad de mi WOD? De acuerdo con Theboxmag, un formato de 1:1 de actividad y descanso puede añadirle una cantidad significativa de intensidad a tu entrenamiento. Recuerda que no se trata de hacer tus movimientos rápido, se trata de hacerlos bien y de tener la capacidad de regresar a hacerlos después de reposar.


Crea rondas de tiempo fijo

¿Qué tal si en lugar de cronometrar tus tiempos al final de cada set del WOD, fijarás un tiempo límite en total? En este punto te recomendamos que cada ronda comience cada 4 minutos (por dar un ejemplo), dentro de los cuales cada quien trabaja a su propio ritmo e intensidad. La recompensa para quienes lo dan todo será un tiempo de reposo superior -lo cual refuerza nuestra sugerencia de los periodos de reposo-. 


Pon música que te mueva

Tus WODs deben ser, ante todo, divertidos. La mejor manera de hacer cualquier actividad divertida es poniendo tu música favorita. Elige canciones movidas a todo volumen con la cuales puedas igualar el ritmo (particularmente acelerado) y si tu capacidad respiratoria lo permite, que cantes a todo pulmón. 

 

Prueba cosas nuevas

Con cada uno de los sets de tu WOD, tienes una nueva oportunidad para darle un toque personal. Elige un movimiento y añade un grado de dificultad o reemplázalo por un movimiento más complejo. Seguro todos tenemos un movimiento que tratamos de evitar porque lo sentimos “muy sencillo”, el truco está en darle una variante para hacerlo más difícil y así obligarnos a realizarlo. 

No importa que hayas hecho una WOD cientos de veces en el tiempo que llevas entrenando crossfit, existen cientos de formas en que puedes darle un giro inesperado y seguir descubriendo cosas nuevas acerca de esta disciplina y de tu cuerpo. Mejora tus habilidades por medio de dinámicas divertidas o maneras de romper la rutina.

 
Te puede interesar:

 

Close